Tuesday, September 05, 2006

Las mismas palabras 2

Sin caer en la nostalgia -es demasiado fácil echar de menos- sigamos con las mismas palabras para designar realidades distintas. Ésta no es una justificación (la soberbia nunca se justifica), sino un canto, un grito y una defensa descubierta.
En este reino, amigos míos, la maldad sigue existiendo.
Por eso no la echamos de menos.

MI VANIDAD
Desde que no hay maldad
Que no hay mi hambre
Ni miedo ni soledad
No hay nadie que me ame
En toda esta ciudad

Desde que no hay dolor
No hay nadie que sufra
Por un amor
Nadie mas que yo

No no quiero olvidar
Ay! Ya no se canta
Como se cantaba ayer
Ahora dicen "ven-Tomanos un cafe
Besamos en français"

No yo no se canta"
Sin tu amor me moriré"
No se grita "ya
No aguanto este sufrir
Quiero vivir..."
Linda cancion

Desde que no hay maldad
Todo el mundo se rie
De mi ansiedad
Yo lo llamo "poesía"
Le dicen "vanidad"
Desde que no hay traicion
Mi vida se desnuda
Ya sin pasion
Y no sé para que
Sirve mi corazon
Ay! Ya no se canta
Como se cantaba ayer
Ahora dicen "ven-
Tomanos un cafe
Besamos en français"

No ya no se canta
"Sin tu amor me moriré"
No se grita "ya
No aguanto este sufri
rQuiero vivir..." Linda cancion
Ay! Ya no se canta
Como se cantaba ayer
Ahora dicen "ven-
Tomanos un cafe
Besamos en français"
No ya no se canta
"Sin tu amor me moriré"
No se grita "ya
No aguanto este sufrir
Quiero vivir..." Linda canción

Lhasa de Sela

5 comments:

Frank Nicotine said...

Interesante, pero no le quites su lugar a la Maldad...o no le des el màs pequeño...como dijo Damian: "el mal es tan puro e inocente como el bien, solo que tendemos a confundirlo con nuestros propios instintos"...espero no haberte malinterpretado. Saludos.

Pekado said...

Me gusta mas la vida con pasión, con maldad, con extremos, mejor hacerlo todo con pasión, es el metodo de asegurarnos de que damos todo, ya se vera lo que recibimos...

Entre tus pechos hay aldeas incendiadas,

millones de fosas,

restos de barcos hundidos

y armaduras de hombres asesinados.

Ninguno de ellos ha regresado.

Todos los que pasaron por tu pecho

desaparecieron

y los que permanecieron hasta el alba

se suicidaron.

Nizar Qabbani

El Peregryno said...

Bonita canción desde luego, es cuestión de elección cómo vivir los tiempos que cambian y eso que ha posteado pekado es impresinante; la pasión es libertad.

¿Importa mi nombre? said...

Pero, ¿existió en este reino algo que no fuese maldad? Responder negativamente, mi reina, supondría alzaros a la cúspide de un reino de esclavos: algo que vuestra vanidad y vuestra soberbia jamás consentirían -vuestra justificada y legitimada vanidad y soberbia, es decir: vuestro sagrado orgullo-.

Desde las más oscuras tinieblas que una bodega pudiera haber forjado.

Insisto: ¿importa mi nombre? said...

"Sin tu amor me moriré": he ahí una frase del niño de las cavernas.