Sunday, March 19, 2006

Al servicio de la reina y del color.

Las palabras negras no son realmente negras; como las azules pueden no estar escritas en azul. Es el gran problema del color de la palabra. Para mí las palabras blancas son de un dorado especial, llenas de esperanza sin por ello ser verdes. La verde esperanza no siempre es tan esperanzadora como la de las doradas palabras blancas que pueden poblar un texto gris o un texto negro. Y es que tal vez todo es gris, de un gris matizado y capaz de parecer azul, negro, verde, blanco y dorado.

1 comment:

The Wild Rose said...

Es cierto. El gris es el único color que es gris.